Lágrimas sordas




Pierdo la noción del tiempo y a veces también del espacio. Hoy he despertado sobresaltado en mitad de una pesadilla. Me he soñando en La Pena Negra, gobernando el puente a voz en grito a los muchachos. Había fuego en los mástiles y ante mis ojos las velas prendían deshaciéndose y dejando una estela de cenizas que acababa derramándose en el mar.
Al despertar tan de repente había olvidado mi cautiverio. Por el ventanuco entraba la luz rojiza de la luna llena entra la niebla y me he desorientado. No recordaba dónde estaba. No he reconocido este agujero de piedra y sombra. Me he olvidado del frío y del hambre, del hedor que desprende mi cuerpo y del dolor de huesos.
Pero un instante después mi mente turbia se ha encontrado con la triste realidad de esta muerte anunciada que aplasta mis entrañas. Las lágrimas sordas se han deslizado hasta mi boca y me han devuelto el sabor del mar. Y he llorado más. He llorado hasta ahora. Hasta este momento en el que se me han acabado las lágrimas y vuelvo a este mendrugo de pan duro que nos alimenta a mí y a las malditas ratas.


Sobre esta entrada


10 pergaminos:

  1. Cuca 2 de noviembre de 2009, 11:31

    ¡Prime!

    ;) Muy chulico, eh...

     
  2. Belén 2 de noviembre de 2009, 15:37

    je.. me has recordado al inicio de rebeca cuando sueña con volver a manderley...

    besicos

     
  3. magic 3 de noviembre de 2009, 22:16

    Me ha encantado... sueño con volver a ver navegar la Pena Negra.
    Me ha sobrecogico oirlo, capitán.
    Gracias ¡¡¡

     
  4. Isabel 4 de noviembre de 2009, 21:58

    Hace tiempo que no me subo a laP erla Negra ¿ que pasa capitán?¡Eres tu el que estás en la mazmorra? He podido oler el fuego y eso me ha despertado

     
  5. Antonio Alfonso Alonso 16 de noviembre de 2009, 14:19

    Háblame del mar, borrachuzo...

     
  6. Franziska 20 de noviembre de 2009, 19:02

    ¡Qué bien interpretas el texto! Esto ya creo habértelo dicho más veces pero es que no dejo de admirar esa magnifica dicción. Consigues bordar el personaje y el capitán Chinasky aún sigue prisionero por lo que veo. Pero ¿dónde están sus hombres? No puedo creer que lo abandonen para siempre.

     
  7. Auxi 27 de noviembre de 2009, 16:16

    Buenas,

    Ando visitando blogs para dar a conocer nuestro pequeño Refugio, un lugar desde el que recomendamos lecturas y desde el que podemos hacerte llegar el libro que desees. Tenemos una librería en un pueblo de Barcelona e intentamos hacernos un hueco en esto de la venta por internet. Estaremos encantadas de tomar nota de tus pedidos y resolver cualquier duda sobre lecturas.

    http://auxi-pajuelo.blogspot.com/

    Hasta pronto.

     
  8. silente 11 de diciembre de 2009, 12:17

    Tranquilo, capitán. El cautiverio es un buen momento para pensar en cómo salir de él. Sin los pies por delante, por supuesto.

    Silente rumia venganza.

     
  9. ONUBIUS 21 de diciembre de 2009, 18:32

    Venia felicitándote la Navidad, quizás la utopía parezca grande, pero mis deseos se quedan pequeños, por lo mucho que deseo abarcar para ti, para que estas Navidades empapen cada centímetro habitado, para que ningún olvido se quede encerrado en el baúl, para compartir sin necesidad de pedir, para sonreír sin limitaciones, para ganarle el pulso a la tristeza, para que la esperanza arraigue en nuestros corazones, para darte las gracias por estar ahí y en definitiva para que la Navidad sea para todos y para todo el año...

    ABRAZZZUSSS PARA UNA FELIZ NAVIDAD

     
  10. Alatriste 25 de diciembre de 2009, 15:55

    Vine a desearte una feliz Navidad y que las aventuras sigan recorriendo tus mares. Un fuerte abrazo. Hasta pronto.