Endiablado de noche


Música: El mar en decadencia de Distimia

Debo encontrarla. Hasta que no encuentre a esa sucia ramera que se hace llamar mi suerte no pararé.
Sé que cada noche sale, agarra la botella y bebe, bebe cada vez más hasta encontrarse tan ida como para jugarse la gracia, la pena y la cordura. Ella traicionó a la brújula, ya no volverá a marcar el norte.
Se desvaneció mi rumbo, sin ella no soy más que una melancólica añoranza de mi océano soñado.
Sin ella no encontraré el puerto que me lance a la mar, brújula traicionera, azar lujurioso, falacia abierta de piernas.
Eres una puta, una puta suerte que con tu aliento de puta comepollas enturbias el horizonte, rojo, púrpura y duro.
Eres una puta que oscurece un futuro en el que sólo veo la calavera blanca de tu rostro.
Ella se la juega, la dama furcia se la juega saliendo, apostando mi dinero, apestando su aliento de perra moribunda.
Gira, moneda, créditos: uno, dos, tres.
Gira, ruleta, avance: uno, dos, tres.
Gira, rueda de la fortuna, gira: Perra, puta, suerte. Fin de partida.

Esta noche ya no girarás más, te desvaneces como una tabernera de bragas húmedas bajo las sábanas del capitán.
Nunca debí abandonar La Pena Negra, ahora recorreré las calles como un perro endiablado de noche, abandonado al infortunio de tu capricho.
Puntual la dama furcia volverá, mostrando su lascivo escote acariciado por papel moneda.
Aquí te espero, con mi faca abierta en la mano derecha; en la zurda, la aguja desimantada aguardando al embrujo magnético de La Pena Negra. Y aún hiríendote de muerte,prefiero ser un hombre sin suerte que un pirata sin navío.
El viento que antes golpeaba mi cara ahora escupe ausencias.


Sobre esta entrada


15 pergaminos:

  1. marisa 9 de junio de 2009, 21:53

    que hijadelagranputa esa suerte tuya no?

     
  2. NEFERTARY 9 de junio de 2009, 23:01

    "Oh, capitán!, ¡mi capitán!, nuestro espantoso viaje ha terminado,
    la nave ha salvado todos los escollos,
    hemos ganado el premio que anhelábamos...."
    Walt Whitman


    Llegara no hay duda.

     
  3. Yopopolin 9 de junio de 2009, 23:34

    tus videos cada vez son mas profesionales, increibles!!
    los versos como siempre, fantasticos...

    saludos capitan!

     
  4. silente 10 de junio de 2009, 2:34

    Virgen santa!
    Está "estropeao", mi capitán. Por eso me enrolé en La Pena Negra, para no perderme uno sólo de los caprichos de la puta suerte.
    El grumete Az debe ser ya contramaestre, ha probado de sobra su profesionalidad en el manejo de las artes callejeras y ultramarinas.

    Feliz de navegar con lobos de su estirpe.

     
  5. erker 10 de junio de 2009, 6:48

    mi capitan!! nos duele la misma puta!! este texto es maravilloso, muy de las calles que suelo caminar,ebrio,solo y de noche... ud es mi cumpa de letras y tragos... lo invito a ginebrabase.blogspot.com mi MALDITA GINEBRA...UN ABRAZO

     
  6. Belén 10 de junio de 2009, 7:16

    Si alguna noche te encuentras a esa mala puta, querido, le dices que donde está la mía...

    Besicos

     
  7. Angelonero 10 de junio de 2009, 10:23

    Buscando la suerte perdida en el fondo de un barril de ron, o en un callejón oscuro donde le espera un haz de navajas o las uñas sucias y afiladas de una tabernera despechada, riendose de todos aquellos que han puesto precio a su cabeza. Condenado Capitán Chinaski, sigue siendo el más aguil con la pluma y con la espada. Saludos del Ángel Negro.

     
  8. Audrey 10 de junio de 2009, 15:28

    La suerte no se busca más bien es ella la que te encuentra o te abandona...Querido Capitán me uno a su tripulación, descorchemos una botella de ron...

     
  9. Alatriste 10 de junio de 2009, 20:39

    Hay que ser merecedor de la suerte, para que no nos abandone. Me apetecía un trago de ron. ¿Me invitas? Enhorabuena por tus creaciones, amigo. Eres un maestro. Cuídate.

     
  10. magic 10 de junio de 2009, 23:59

    La suerte... a veces tan caprichosa como una mala mujer, mi capitán como siempre me estremeces, como cada vez que vengo a ver tu barco zarpar mi corazón te entrego.
    Un abrazo fuerte y cuidese de los malos vientos

     
  11. Franziska 11 de junio de 2009, 18:39

    El sentimiento dramático que defiendes con tu voz como un maestro de la radio. La suerte esa dama que, con frecuencia, por no decir que siempre, se olvida de cobijarnos bajo su espléndido paraguas...Pero nuestro Capitanchinasqui se entrega al consuelo del alcohol en demasía, mejor sería decir que con desenfreno y ya debería haber aprendido que nada se ahoga con el ron o la ginebra.

    Que encuentre pronto su nave y que no pierda el rumbo y verá, mi capitán, mi admirado capitán de los versos endiablados de la noche más perra, verá que esa ladina ramera que es la suerte volverá a su lado para cubrir sus noches de estrellas y sus días de paz.

     
  12. Cat's 12 de junio de 2009, 10:36

    virgen del carmen!

    cómo has vuelto!

    te juro que como la pille, la mato!

     
  13. etaxys 12 de junio de 2009, 18:49

    Texto cañero y esquinero con olor a sangre y navajas de alcohol,de los que me gusta leer con una copa y una puta a mi vera.Saludos amigo

     
  14. DRIADA 13 de junio de 2009, 13:43

    Pisar tierra es lo que tiene... te caes en el barro y si además pierdes la brújula, mejor no te muevas.
    Buaaaaa!!!! como me ha gustado aún rezumando rabia.
    Un abrazo capitán y por favor sube al barco :)

     
  15. ChAnd 15 de junio de 2009, 3:55

    Juego de palabras la suerte, casualidades, causalidades, escapatoria imposible, destino manifiesto, extremismo absoluto, fortuna, lo inesperado... ¿Qué cosa es la suerte si no estar ahora mismo aquí, al filo de la ventana, leyendo lo que un sujeto lúcido, rudo, divertido e irreverente escribe más allá de mi óceano? ¡Caramba! ¡Esto sí que es una suerte! Besos Capitán.