Contramaestre. Las aventuras del Capitán Chinaski. Primera entrega

video

Descargar mp3

Contramaestre

Conocí al contramaestre Pool Nelson
hace muchos años, muchísimos,
en una sucia taberna holandesa.
Cuando Nelson bajó las escaleras
de aquel antro de bucaneros,
su aliento era humo de papel de arroz
y sus ojos, dos perlas de opio
derritiéndose bajo las lágrimas.
Yo obsevé como toda su persona
se iba degradando hasta quedar
casi sin dignidad.
Los delirios de aquel moribundo
inundaron mi alma de tristeza y de aflicción.
-Siéntate en mi madero bucanero,
tómate un trago.
¡Levanta ese ánimo!
Los hombres nunca deben llorar en tierra.
Tienes, manos de pescador
y ese cuchillo ceñido a tu faja
me dice de tí que eres un valiente guerrero.
¡Vamos! Bebe conmigo.
Tu suerte ha cambiado.
Necesito hombres para mi navío.
Ahora, tu espíritu sólo está cansado
pero yo te embarcaré en el más veloz de los navíos,
allí, tus lágrimas podrán mezclarse con la sal del mar,
hasta confundirse.
Allí serás un hombre nuevo.
Allí encontraras sosiego

Damián Varea
Primera entrega de:
Las aventuras del Capitán Chinaski


Sobre esta entrada


11 pergaminos:

  1. Anónimo 19 de julio de 2008, 21:10

    Una bonita historia. me gustará seguir leyendola.

    Un saludo.
    Vagabunda

     
  2. Utopía 20 de julio de 2008, 1:36

    He escuchado el vídeo cuatro veces mientras seguía los versos...
    Me ha encantado, no tengo palabras, podría escucharlo mil veces más y no me cansaría.
    Espero leerte pronto^^.

    Un besito.

     
  3. Mi paracaídas 22 de julio de 2008, 13:40

    Genial, genial. Me ha encantado. Espero la próxima entrega.
    '',
    Saludos

     
  4. Sacra 22 de julio de 2008, 16:50

    Querido amigo... me tienes totalmente fascinada... tienes una capacidad artística de una belleza inagotable...
    ¡Qué suerte habernos encontrado!
    Besos mil...

     
  5. juanitosoy 24 de julio de 2008, 11:55

    Prometedor inicio!
    ¡¡Más!! ¡¡Más!! ¡¡Mesero, queremos más historias!!

     
  6. Tresístole. 24 de julio de 2008, 17:20

    Mis ojos son dos perlas esmeralda que espero nunca más se derritan con las lágrimas.Mi suerte tambien está cambiando.Me gusta sentirme identificada incluso con una historia de piratas.Talento el tuyo,yo simplemente escribo delirios.


    :*!!!! Te agrego por aquí.

     
  7. Quijo 24 de julio de 2008, 23:15

    Damián: Me encana como relatas la historia, la pasión que pones en cada verso, lo emocionante que todo parece...¡Felicidades!¡Sigue así!! Un fuerte abrazo!

     
  8. Pomfolygopaflásmasin 25 de julio de 2008, 0:29

    Las últimas tres palabras son ya ahora verdaderas, pues el lector al que esto ha encantado sólo llegará al sosiego tras la siguiente entrega.
    Gracias.
    Esperemos lo que sigue.

     
  9. dans les nuages 25 de julio de 2008, 1:47

    Bonito relato, video y sobre todo el audio le dan todo un clima cálido.

    Pero te confieso que Soledades Encendidas y su respectivo video
    me conmovió especialmente.

    gracias por tus palabras y seguiré leyéndote porque seguramente hay mucho por leer por aquí...

    Saludos

     
  10. jorge 25 de julio de 2008, 8:49

    "y sus ojos eran dos perlas de opio derritiéndose bajo las lagrimas"

    que cosas más hermosa

     
  11. Damián Varea 25 de julio de 2008, 17:57

    Gracias a todos por vuestras visitas y por la fidelidad a los que seguís visitando mi barco.
    Seguiré trabajando para hacer de éste, un lugar de sosiego y recogimiento.
    Un enorme saludo desde algún camarote clandestino.

    Damián Varea