¿Qué vamos a hacer ahora, Gedeón?



Fotomontaje del rodaje de la película "Crotón el Grande" Guión postumo de Jacinto Molina (Paul Naschy)
Dirigida por Luís Colombo.

Protagonizada por Damián Varea, Ricardo Pastor y Silvia Galve
.
Música: "Luz Atómica" de Vicente Llorente.

Texto y voz: Damián Varea.



¿Qué vamos a hacer ahora, Gedeón?

Después de tantos años soñando que alcanzaríamos el éxito... Íbamos por el buen camino, amigo. Claro que sí. ¿Te acuerdas? Fueron buenos tiempos para el circo del Gran Titán. Nunca conocía a un hombre tan fiero. La gente se volvía loca por ver a aquel hombre que peleaba con las fieras dentro de una jaula a pecho descubierto. Jamal, el Gran Faquir, los gemelos enanos... Y luego estaba la pequeña Bibiana y sus hermana, fantasía en el trapecio. Le encogían el corazón a todo el público que miraban boquiabiertos hacia arriba siguiéndolas con la mirada en cada voltereta provocando suspiros y gritos en cada mortal. ¡Dios! Y luego en cabeza de cartel tú y yo: Gedeón, el Payaso de las Estrellas y Crotón el Grande, el hombre más fuerte del mundo. Y todos los demás... ¿Qué habrá sido de ellos? La guerra lo pudre todo. A los hombres, los gobiernos, todos los sueños se acaban pudriendo con la guerra, Gedeón.

Y justo ahora que nos pasaba algo bueno, ¡maldita sea! Llegó Cloe y se convirtió en nuestra oportunidad, quizá en el último tren. Lo único limpio y puro que hemos tenido... Y se nos ha derramado entre los dedos como agua valiosa en medio de un desierto. Baltanás, hijo de mil perras, tenía que haberte arrancado los ojos y haberte abierto la barriga en canal y haberme meado en tus tripas hasta comprobar que estabas bien muerto.

¿Qué vamos a hacer ahora, Gedeón? ¿Qué vamos a hacer ahora?

Tengo miedo. Lo siento pero por una vez tengo miedo. Miedo por tí, por Cloe, por Bibiana, que tiene que volver precisamente ahora. Ahora que había conseguido olvidarla. La mayor zorra que he conocido nunca, la mujer que me traicionó y me partió el corazón. Te das cuenta que la mujer que me destrozo la vida es ahora nuestra única esperanza. ¿Nos estará engañando otra vez, Gedeón?

No encuentro otra manera de escapar a Francia. Sin su ayuda no podremos librarnos de Baltanas, ni de ese asesino que ha contratado y que dicen que nunca falla. Ni de Pomeroy y Von Kafren y todas sus SS. Estamos muy jodidos, amigo. Cómo hemos llegado a ésto. En qué nos hemos convertido. En unos tramposos primero, en asaltadores de tumbas después, en asesinos, en fugitivos.Ya no hay sueños. Ya no hay esperanza porque ya nunca seremos lo que quisimos ser, porque ni siquiera podremos ser lo que fuimos. Y qué me dices de Cloe, qué va a pasar con Cloe si tu la amas y yo también.


Sobre esta entrada


8 pergaminos:

  1. magic 24 de julio de 2010, 21:06

    Que sepa usted que le echaba de menos¡¡
    Que paso muchas veces por su casa, pero veo las persianas bajadas, sin novedad, em digo. Siempre vuelvo.
    Gedeón, sabrá que el nombre significa " con mano herida" ...
    Un abrazo compañero

     
  2. Isabel 25 de julio de 2010, 10:25

    Como siempre disfrutando del texto cuando me lo acabo con ganas de ver como queda con imágenes y música, así que me arrellano delante de la pantalla me aíslo con los cascos de cualquier sonido exterior y disfruto disfruto de volverte a encontrar

     
  3. Belén 25 de julio de 2010, 15:53

    Me gusta volver a oír tu voz!!

    Besicos

     
  4. ChAnd 25 de julio de 2010, 21:15

    ¡Y vaya! Por supuesto que nos da mucho gusto verte Capitán, pero... ¿y es ésta una nueva aventura? ¿Peli? Me encanta la idea... Lo que he visto y escuchado, sobre todo escuchado, leído, es seductor y algo desconcertante...

    ¡Sean tú y todo bienvenido!

     
  5. Franziska 6 de agosto de 2010, 23:44

    ¡Enhorabuena! Película e historia tan bien narrada como es ya habitual en tí y además hemos estrenado un nuevo y recio personaje que, al igual que el capitán Chinaski también es un hombre duro y sincero. Y todo con mucho humor, aunque sea un humor negro.

     
  6. Apocalipsis 21 de agosto de 2010, 0:39

    Querido Capitán: navegando en la Pena Negra, o haciendo equilibrios en Tierra Firme, donde hay que extremar la vigilancia de las sombras, sigue teniendo usted buen olfato para hinchar las velas de palabras, y maneja la pluma con la misma destreza que la espada ¡voto a bríos! Para tenernos atrapados con su verso florido. Estupendo este cambio de rumbo, aunque, a ser sinceros, sigo esperando nuevas crónicas de sus navegaciones plagadas de corsarios y meretrices. Desde la orilla del Atlántico, escondindo en otras identidades, le envío un afectuoso abrazo.

     
  7. ONUBIUS 23 de diciembre de 2010, 23:06

    Hoy me propuse un maratoniano vaiven por las letras de cuantos amig@s siguen Girando a mi alrededor, hace tiempo que no se nada de ti,puede parecer perfectamente un mensaje en cadena pero es la unica forma de venir felicitándote la Navidad, personalmente,quizás la utopía parezca grande, pero mis deseos se quedan pequeños, por lo mucho que deseo abarcar para ti, para que estas Navidades empapen cada centímetro habitado, para que ningún olvido se quede encerrado en el baúl, para compartir sin necesidad de pedir, para sonreír sin limitaciones, para ganarle el pulso a la tristeza, para que la esperanza arraigue en nuestros corazones, para darte las gracias por estar ahí y en definitiva para que la Navidad sea para todos y para todo el año...MIL ABRAZZZUSSS PARA UNA FELIZ NAVIDAD...

     
  8. Mixha Zizek 25 de enero de 2011, 23:26

    Capitán, me encanta leerte... y siento que el final es buenísimo. Sabes sentí el final , besos