Nada





NADA

Por aquel entonces yo miraba al mar desde cubierta
y nada más necesitaba.
Encontraba en aquellos atardeceres
y en el silencio del sol apagándose en la sal
el silencio de tu vientre
resbalando entre mis muslos cansados.

Por aquel entonces pintaba con carboncillo español
sobre lienzos de luz tu recuerdo desnudo.
Tendría que haber varado La Pena
en alguna playa donde nosotros
fuésemos nosotros.
Sólo tú y yo.
Ese uno que formábamos como estatua de sal
cristalizando al calor de la lumbre de la cocinilla.
Pero fue tan breve el tiempo,
tan sutil el odio
que pronto ya no hubo vuelta atrás.
Ni besos, ni palabras, ni nada.
Sólo tiempo muerto y enfermo de nostalgia.

Y ahora dónde iremos
si no al olvido de los pecios más profundos.
Tal vez ni eso,
tal vez ni al fondo del mar eterno.


Sobre esta entrada


19 pergaminos:

  1. Eurice 6 de febrero de 2010, 9:35

    Gracias por tu comentario en uno de mis blogs, (personajes de AL PACINO).
    Interesante tu blog...
    Hay veces que mejor dejar los recuerdos el la sima del abismo del olvido.
    Un saludo Capitan.
    ¡Buen fin de semana!

     
  2. Belén 6 de febrero de 2010, 9:48

    Qué bonito, Capitán... lo he escuchado dos veces y las que me quedan...

    Besicos

     
  3. Isabel 6 de febrero de 2010, 15:18

    Ostras!!! mi capitán.Esta vez un poco más calaron tus palabras, no se donde ni porque, pero fueron un poco más allá.
    Me encanta poderte escuchar
    Un abrazo

     
  4. magic 6 de febrero de 2010, 15:30

    me he quedado enganchada a las palabras... podría oirlas una y mil veces. Preciosas,se han clavao en mi, gracias¡¡
    Un abrazo¡¡

     
  5. Cat's 6 de febrero de 2010, 15:33

    la nostalgia es la amiga perfecta de los viajeros...millones de preguntas y recuerdos retumban, y al otro dia, La Pena, sigue su curso....siempre.

     
  6. Franziska 6 de febrero de 2010, 20:01

    He leído y releído el poema más desolado y sincero que recuerdo de los tuyos. Es la sinceridad lo que atrapa y hace revivir en mí recuerdos que ¡ay! ya quedaron lejos, tan lejos como perdidos en la noche de los tiempos y sin embargo, tan vívidos como si acabaran de suceder.

    La llama de la inspiración arde cuando se habla con la verdad que está muy dentro. Enhorabuena, Damián.

     
  7. ChAnd 6 de febrero de 2010, 20:01

    Capitán... ¡nada de remanso! ¡No das tregua! me inundas de añoranza, de tristeza grata, de pabaras que bailan en mi mente y que inspiran más poemas...

    Vale pues, ése es mi Capitán tan taciturno hoy... siempre tan subversivo e impredecible...

     
  8. Iraunsugue_Eternia 6 de febrero de 2010, 21:07

    Capitán, se me sigue hundiendo el alma en tus escritos, respiro el salitre almidonado en los poros cubiertos de antigüedades y secretos que borran las olas.
    Un placer leerte, como siempre.

     
  9. Anónimo 7 de febrero de 2010, 10:39

    ;)

     
  10. CaminanteDeNoche 7 de febrero de 2010, 11:42

    La nostalgia es un barco siempre a la deriva...en el mar de la pasión, ese del que siempre somos naúfragos.

    Hermoso poema...y doloroso, nos recuerda los propios naufragios.

    Un abrazo y gracias por tu visita.

     
  11. moderato_Dos_josef 7 de febrero de 2010, 14:28

    Realmente ha merecido la pena llegar hasta ti o hasta aquí que es lo mismo, y quedarse atrapado en la melodía de unos versos que no se encuentran fácilmente en los senderos de la web.
    Mis felicitaciones y un saludo.

     
  12. Zeze 10 de febrero de 2010, 13:43

    Hola Capitan

    Buenas las tus palabras, y una foto muy bonita, hay una cueva en Cabo verde muy igual

    Un Abrazo

     
  13. Angelonero 14 de febrero de 2010, 22:02

    Querido Capitán: ya sé que son muchas sus aventuras desde que nuestros destinos se unieran en la arena, compartiendo vientos, versos y penas, y que quizás haya olvidado a los truhanes que quedamos allí varados, como galeones desdentados donde solo se aloja la nostalgia, pero seguimos con atención las travesías de La Pena Negra, deseando que nunca arríe su bandera, ni que usted, Capitán, rinda su espada. Sus palabras siguen alentando la insurrección.

     
  14. Zeze 23 de febrero de 2010, 15:15

    Hola Capitán

    En mi blog tengo la una entrada, muy interessante :) no al fondo de mar mas al fondo de la... :)

    Un Abrazo

     
  15. Martín Garrido 12 de marzo de 2010, 21:06

    La nada también puede ser hermosa, sobre todo en tinta y papel...

    Qué tal la interpretación?

     
  16. Martín Garrido 12 de marzo de 2010, 21:06
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  17. silente 12 de marzo de 2010, 21:57

    Querido Capitán. ¿Cómo que NADA? Es un pedazo de poema...

    Abrazos

     
  18. terry 15 de marzo de 2010, 21:32

    Damián Varea, en estos momentos ya les gustaria a mis particulares andantes, encontrarse con el barco del capitan Chinaski, pues estan a la deriva (D.Quijote y Sancho)

    Saludos.

     
  19. Silvia_D 16 de marzo de 2010, 12:25

    Preciosas todas y cada de una de tus letras, capitán.
    Un beso desde la distancia