Las viejas costumbres

video

Las aventuras del Capitán Chinaski
Tercera entrega

LAS VIEJAS COSTUMBRES

A todos nos pasa. Tenemos épocas en las que decidimos desafiar ferozmente a todos y a todo. Primero decidimos ponernos en forma. Y empezamos a ejercitar nuestro cuerpo de torso desnudo al amanecer en la cubierta. Los músculos responden a regañadientes, y el dolor es nuestra recompensa al esfuerzo, luego, atracamos en los puertos para merodear por los antros más duros. Y nos sentamos solos en un madero, a observar las paredes, bebiendo a la espera de que surjan problemas. Desafiando con la mirada a los problemas a que asomen las narices. Hasta que por fin, llegan. Encarnados en algún mugriento marino, o en algún rastrero con cadenas entre los dedos.
Entonces surge un malentendido y vamos afuera. Puño contra hueso. Encajamos lo que venga. Lanzamos puñetazos desde los hombros, gruñimos, cogemos aire a bocanadas, esquivamos golpes a manotazos. Y los pies bien aposentados, lo importante es no perder el equilibrio. El gentío alborota borracho y jadea a la espera de que uno caiga. Les da igual quien sea.
Sospeso a los tipos con cadenas entre los dedos uno a uno, y algunos me parecen inofensivos, por suerte, casi todos lo son. Y a las mujeres de mala vida, les gustan los tipos que pelean, no lo entiendo. Les encanta, descolgarse hasta sus camastros de posada barata, en la penumbra, excitadas por su estúpido valor. Pero no tardaran en empezar a absorberte la dependencia al mar, con paciencia, con maña. Intentarán reclamarte permanentemente como algo de su propiedad. Haciendo que en comparación, esos filibusteros borrachos con cadenas entre los dedos, palidezcan y resulten inofensivos. Y entonces, una noche, estás sentado en tu sucia estancia de posada barata con quien sea, y ella te habla de su desdichada infancia. O de aquella vez, que cruzó sola la indómita selva de Port Farraca. Y ti te alcanzan sus palabras como una patada en el estómago, y te preguntas ¿qué diablos estoy haciendo aquí?
Y al día siguiente dejas de ejercitar tu cuerpo al amanecer, y la dejas. Y dejas tus planes desacertados, y dejas de ponerte a prueba. Ponerte a prueba resulta que no tiene mayor importancia. No es más que vanidad. La vanidad que atiborra a nuestra propia masa de grasa y edad abotargada. Te reagrupas, es sencillo. Y algún tiempo después, bebiendo en alguna barra oscura, una bestia con pinta de palurdo te clava un codo, te empuja con brusquedad
-¿Algún problema?
Y tú, que te has cruzado en su camino, le miras a los ojos y le dices despacio
-Perdone Señor, ¿podría invitarle a un trago?
Y el se queda perplejo ante tu amabilidad.
Bien, bien, bien...
Un hombre tiene que dar una vuelta completa a sus pensamientos y volver a donde estaba. Volverse razonable y cuerdo de nuevo. Entonces, las mujeres se vuelven más hermosas y las habitaciones más grandes, limpias y luminosas. Y no es que yo vaya buscando lo uno ni o otro, pero al final las situaciones acaban encontrándome.
Sigo ejercitando mi cuerpo al amanecer, muy muy de vez en cuando, eso sí. Las viejas costumbres, pueden tardar en morir más que los hombres viejos.

Texto inspirado en el relato de Charles Bukowski “Pesas”
Adaptado para “Las aventuras del Capitán Chinaski” por Damián Varea.


Sobre esta entrada


26 pergaminos:

  1. Anónimo 11 de agosto de 2008, 4:41

    Una bonita aventura. Espero no te imorte si me cuelo en tu barco de vez en cuando.
    Saludos.

    Vagabunda

     
  2. Sensai 11 de agosto de 2008, 8:43

    Un texto tan bueno, que hace honor a su inspiración/inspirador.

     
  3. Sacra 11 de agosto de 2008, 10:19

    Me quedo con que "las viejas costumbres pueden tardar en morir más que los hombres viejos"... es cierto, sobre todo las malas costumbres.

     
  4. La sonrisa de Hiperión 11 de agosto de 2008, 16:35

    Las malas constumbres son las mejores, y las que mejor sabor de boca te dejan.
    El ser humano es malo por naturaleza...
    jajaja
    Saludos

     
  5. Ayshane 11 de agosto de 2008, 17:36

    Querido capitán no haces honor siquiera a tu nombre.... de lo mejor que he leído últimamente... de lo mejorcito... asi que añade DE EL GRAN CAPITAN!!!!!

    besitos!!!!

     
  6. Tresístole. 11 de agosto de 2008, 19:55

    Siempre preguntando si nos pasa algo.Claro que nos pasa.SIEMPRE pasa algo.

     
  7. Mr L 11 de agosto de 2008, 20:37

    Agradezco tu comentario en mi blog, todavía no te he podido leer... mi tiempo es limitado.
    Pero prometo hacerlo y comentarte

     
  8. Preludio 11 de agosto de 2008, 20:42

    Ha sido un buen descubrimiento tu blog. Interesante viaje.
    Que los vientos te sean propicios.

     
  9. Cris 11 de agosto de 2008, 20:53

    acabo de ver tu coment y justo estaba entrando aquí a través del de druid.. que gracia. Voy a leerte con detenimiento que esta aventura me está gustando. Voy a seguir leyendo...
    en mi blog de fotos tengo enlazado mi segundo blog donde escribo, estás invitado igualmente. Me alegro de que te hayan gustado las fotos.
    hasta pronto

     
  10. ONUBIUS 12 de agosto de 2008, 22:56

    Bueno...entro un poco a hurtadillas, a destiempo o tal vez sin proponermelo algo a escondidas...je je je...es la primera vez y como todas las primeras veces...no quiero que las prisas interrumpan mi gozo de pasear por tus palabras...Venia a devolverte la visita...y bueno, creo que me quedo..con tu permiso...claro...Abrazzzusss...
    Josh

     
  11. Agustín 12 de agosto de 2008, 23:32

    Muy bonito relato, me has dejado pensando.....es que me encantan los barcos!!!!

    saludetes y gracias por pasarte!!

     
  12. A do outro lado da xanela 13 de agosto de 2008, 0:03

    Soy quien, además de haberte mencionado en algún blog que, por lo visto ambos frecuentamos (lo cual es obvio dada la calidad de quien lo escribe), se alegra de tu visita, porque me ha permitido descubrirte.

    Un abrazo

     
  13. virginia 13 de agosto de 2008, 1:42

    estas aventuras que nos llevan a vuelos directos inalcanzados y donde el naufragio no existe.. solo un capitan en perfecto romance con el mar.
    me gusto mucho tu lugar, tiene encanto, y magia..
    un beso grande

     
  14. Perséfone 13 de agosto de 2008, 3:15

    Que bueno Charles Bukowski. Sin duda marcó todo un estilo.

    En cuanto a esta lineas debo decir que no he podido evitar verme reflejada en ellas, aunque a veces ese marino mugriento no signifique más que una mera metáfora de la realidad.

    Saludos.

     
  15. DianNa_ 13 de agosto de 2008, 12:27

    Buen relato y gran reflexión la tuya, lo mismo que una palabra puede desatar las furias del infierno o hundirte en la más infame de las miserias, un gesto amable , puede desarmar completamente a cualquier enemigo.

    Sr. Capitán, puedo sumarme a su tripulación? me ha encantado tu blog :D

    Gracias por arribar a mi puerto y dejar huella, espero tu siguiente escala :))

    Besos y buen crucero.

     
  16. desire 13 de agosto de 2008, 12:46

    Me ha encantado tu blog!
    Estas lineas me han quedado en el piensamento: "Las viejas costumbres, pueden tardar en morir más que los hombres viejos."
    Perdona mis errores de casteñano.
    Besos prometidos

     
  17. Juan Luis 13 de agosto de 2008, 13:25

    Hola.

    Buen texto, sí señor. Te apunto en la lista.

    Una sugerencia; se me hace difícil la lectura debido a la combinación de las letras color gris con fondo negro.

    Un gran saludo.

     
  18. mar 13 de agosto de 2008, 17:02

    Muy bonito texto..
    Me gusto subirme a tu barco y descubrir nuevos horizontes.
    Gracias por tu visita a mi eclipse, aunque estoy de vacaciones blogueras, volvere a finales de agosto o septiembre, alli siempre tendras un rinconcito entre las estrellas por si decides regresar.
    Un besito y una estrella.
    Mar

     
  19. * Casal do Arrocha * 13 de agosto de 2008, 18:35

    Olá, retribuindo a visitinha...
    Mil beijos...

     
  20. capitan garfio 13 de agosto de 2008, 21:22

    Por un momento empece a leerte y me reencontre con mis años de punk,con lo de,desafiar a todo lo que se mueve,incluso mi sombra si fuera necesario.

     
  21. Yopopolin 14 de agosto de 2008, 11:32

    hola!! pues encantado de que pases por mi blog, y encantado de descubrirte, de descubrir tus relatos, que si todos son como este, prometen y mucho!!

    te seguire de cerca!!
    salu2

     
  22. Te encontre 14 de agosto de 2008, 16:51

    Gracias mi gran amigo, soy parte del mundo de los sueños, deseo que las cosas marchen viento "en Popa".
    Es agradable tener las visitas de todos ustedes.
    Un abrazo, cuìdate, nuevamente gracias.

     
  23. Sara_yooo 15 de agosto de 2008, 11:14

    Precioso texto, sí señor. Hace unos días se me ocurrió la idea de hacer un blog de aventuras de piratas, con un diseño de barco y demás, y me encuentro con que dos días más tarde hay un blog que reúne todas esas características que yo iba a crear en mi nuevo blog. Jajajaj, que gracioso!
    Bueno, si algún día escribo un relato de piratas, ya te lo enviaré para que lo leas y, si te gusta, lo cuelgues en tu blog, que por cierto, está precioso.
    La frase que más me ha gustado de tu relato: "Un hombre tiene que dar una vuelta completa a sus pensamientos y volver a donde estaba. Volverse razonable y cuerdo de nuevo. Entonces, las mujeres se vuelven más hermosas y las habitaciones más grandes, limpias y luminosas."
    Un saludo, nos leemos,
    Sara.

     
  24. Lau.R 15 de agosto de 2008, 17:29

    HOla! millones d Gracias por pasar...
    no sé como llegaste pero me alegro que te guste.
    si amo la musica jeje no podria vivir sin ella

    beso y quiero leer detenidamente tu blog y despues comentar!

     
  25. ANONIMA 15 de agosto de 2008, 19:52

    "Algunas veces si un hombre no tiene fe en lo que está haciendo, puede hacer una tarea mucho más interesante desde
    el momento en que su mente no está ciegamente absorbida por la causa a la que sirve."

    Saludos.

     
  26. Cemanaca 16 de agosto de 2008, 15:57

    Aventura pura y dura.. que buena imaginación.
    Genial.

    Buen finde.
    Saludos conversos.