Malditas Salchichas


MALDITAS SALCHICHAS

Otra vez llego arrastrándome a casa. Desequilibrado y perdido en el laberinto de mis pensamientos. Además, siempre olvido cuando bajo al bar a ahogar mis penas, que mis penas han superado ya muchos cursos de submarinismo.

Borracho como un bizcocho pretendo simplemente dormir. ¡Pero qué coño es esta gula que corroe de este modo mis tripas! Parezco una parturienta con antojos en el momento menos oportuno. ¡Dios! En cuanto cierro lo ojos, mis párpados se convierten en una gigantesca pantalla de autocine, en la que no deja de proyectarse una especie de anuncio de salchichas. Salchichas asadas en las que se adivinan las marcas tostadas de la parrilla. Deliciosas salchichas aplastadas entre dos rebanadas calientes de pan de molde. Y dicho manjar, aparece en mi memoria en medio de una gran fuente blanca rodeada de patatas finitas y alargadas, rociadas de un generoso chorretón de kepchup seseando por todo el plato.

¡Maldita sea! Y yo sin Dios y sin amigos que es peor. Nadie que se preste voluntario a satisfacer ésta gran necesidad que tengo de embucharme a dos carrillos un manjar a base de malditas salchichas y pintas de cerveza fría que mi garganta tragaría gustosa del mismo modo que traga agua un sumidero.

¿Qué puedo hacer? ¿Contar borreguitos? O mejor aún, ¿contar mujeres desnudas mientras me masturbo en busca del cansancio físico que me haga caer en coma hasta mañana a medio día? No, no creo que mi miembro esté dispuesto a dar la talla después de tanto alcohol. Lo mejor será vencer a mi pereza, levantarme y hurgar en la nevera, echar unas salchichas congeladas en la sartén, acompañarlas con pan duro y una lata de cerveza y después volver a la cama, con un pitillo entre los labios, sin ningún tipo de remordimiento.


Sobre esta entrada


4 pergaminos:

  1. Chuspi 11 de agosto de 2008, 22:53

    Hola Damián!!
    Venía a agradecerte tu visita y decirte de paso que me ha gustado mucho este relato.Veo que te gusta mucho escribir porque tienes varios blogs,pero por falta d tanto tiempo, voy a enlazar éste mismo si?

    Con respecto al post, no sabes lo que te comprendo....sí, sí...y además de verdad...
    La soledad cuando es impuesta es terrible y uno se ahoga en sus propias miserias constantemente. Podríamos hablar largo y tendido sobre el tema,pero por el momento te envío un abrazo, un beso y encantadísima!!!!

    Nos vemos prontito!!! BESITOS!!

     
  2. DianNa_ 14 de septiembre de 2008, 22:24

    Yo no sabía que tenías más cositas por aquí.

    Fantástico y muy real relato y que encima me ha hecho reí, por lo cómico de la tragedia, paradojas...

    Besos, que te voy a investigar todo lo que tienes por ahí.

     
  3. Las Lunas de Cleo 6 de noviembre de 2008, 12:33

    Aisss la soledad....maldita compañera tantas veces..
    BESOS!

     
  4. Cimarrón 10 de enero de 2010, 19:43

    Nene!! He visto tu comentario en mi blog, pero desconocía que tú llevaras tanto tiempo con uno (¿porqué todo el mundo lo tiene más grande que yo? ¡maldición!)
    Me han encantado estos dos relatos, ahora necesito comerme un hot-dog acompañado de cool beer.
    Sabes que siempre me tendrás disponible en nuestra lucha contra los despiadados farmacéuticos con brotes pseudo-artísticos.
    Un abrazo!
    Moi